...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

3 de febrero de 2015

El futuro soñado



"No me ofendes si no fuiste.
No te ofendas si fui yo."
#‎Marcha31E‬


YO SÍ ESTUVE EN SOL
31 de enero de 2015
AÑO DEL CAMBIO


       Mi voto no es para "Podemos": hay otras opciones que van también en la correcta dirección de luchar contra la corrupción y la perversa política de la "austeridad" (ya sabéis, austeridad para la mayor parte de la ciudadanía, que pierde progresivamente sus derechos históricos, pero no para la oligarquía que acrecienta sus riquezas a costa de la pobreza de los más débiles. Pero son tantos los ataques que se hacen a esta corriente desde la derecha del PP y desde la posición del PSOE que lejos de dejarme atenazar por el miedo que intentan inocularnos siento más simpatía por ellos. Sí, amigos/as, no es el miedo lo que ha de imperar, en un momento histórico crucial en el que nos jugamos nuestro futuro y el de las generaciones que nos suceden, sino la ilusión que activa la energía para luchar todos juntos independientemente del marbete político que nos quieran poner. Aquí y ahora solo caben dos posturas: estar con los corruptos y contra el bienestar de la mayor parte de la población; o, por el contrario, con la ciudadanía sana que lucha por que se respeten sus derechos y por un mayor grado de bienestar social para todos. ¡BASTA DE METERNOS MIEDO!, ha llegado la hora de que hable el pueblo soberano con sus votos. Que cada quién, desde su legítima posición y desde su compromiso con la regeneración ética que necesita este país, juzgue cuál es su opción; pero sin miedo, por favor, pero sin miedo... que no nos metan miedo.

EL FUTURO SOÑADO.
“Bienaventurados los somnolientos
pues no tardarán en quedar dormidos”,
así habló Zaratustra
por la boca de Nietzsche.
Pero de ellos yo os digo:
¡qué amargo el despertar
de su sueño plomizo,
de su mente anoréxica,
de su abulia mordaz...
¿O avivarán quizás
con un leño en el fuego,
una hogaza en la mesa,
y un camastro por lecho
su chisquito de hogar?

Mas no nos engañemos:
somnolientos, abúlicos,
plomizos, anoréxicos,
nada puede esperarse
del infinito sueño
de estos seres letárgicos.
Y al cabo... al fin y al cabo,
¿qué más da? Digo yo ¿qué má da
si el afán que mantienen
es volver al letargo?
¡Que se duerman si quieren
congelados y al raso!

Pero ya está más cerca
el futuro soñado
por brazos laboriosos
que luchan sin descanso
en la casa del mundo
que es la patria de todos.
Y el logro de este sueño
es sustento y panal
sin que lo esquilmen zánganos
que ni siquiera alegran,
cual la alegre cigarra
de nuestra vieja fábula,
nuestro hogar con sus bailes,
su guitarra y sus cánticos.

Que no nos jodan, digo,
quienes usan las llaves
de la casa común
con dedos que son garfios
enfundados en guantes
que deslumbran de blancos
para robarnos todo.
Porque este hogar tan lindo,
como las golondrinas
que su nidal fabrican
con tesón y cariño,
ha sido edificado
con el sudor humano
de la humana familia
en que nos han nacido.

...