-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

8 de febrero de 2015

El Nigromante

Extraída de Google
       De pronto se me amontonan las lágrimas, antes de leer el texto incluso. Se ponen a rodar mejillas abajo. Pero yo soy rápido para estas cosas. Las recojo en el cáliz de oro con incrustaciones de rubíes que siempre tengo en la mesa para estos menesteres. Son muchas y gordas. Son como vacas bien alimentadas, grandes, con crecidas ubres llenas de un néctar anaranjado que a mí me recuerda el concentrado licor de los peces del Cantábrico.
       Sorbo una y confirmo mi sospecha. La felicidad no sabe a nada. Si acaso tiene un cierto regusto a sal gorda, y, por alusiones, al hueco escondido de la mar en el que descansa Doña Profundidad.
       Pero no me detengo, en situaciones así no paro, no puedo frenar. Voy a la cocina, echo agua en el vaso de publicidad de medio litro de JB y preparo la infusión. Mezclo menta y manzanilla. Le echo también una pizca de tila, otra de azahar, otra de melisa, y un chorrito de orujo puro. Dos minutos después, cuando todo se ha mezclado bien, vierto mis lágrimas en la pócima. Lo pongo media hora en el congelador.
       Luego me voy al cuarto de baño, lo echo todo en el perfumador de plástico de las buenas sensaciones, levanto los ojos al cielo, bueno al techo blanco del cuarto, abro el espacio empático con unos versos privados – lo siento pero estos versos son privados, no los puedo transcribir aquí -, y voy y me paso por todas las esquinas de la casa, pulverizándolas con esta alegoría de la felicidad convertida en líquido.
       El autobús, el que me lleva al trabajo viene como todos los días, lleno de gente con caras de sueño. Van todos dormidos, o mirando hacia adentro. Sólo yo estoy completamente despierto. Vivo y alegre. Todos los rincones de mi casa están sellados contra la tristeza.
      Y todo gracias a ti, Elena, a tus palabras.
EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...