...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

6 de junio de 2015

Contrarreloj

       Veinte décimas, treinta segundos, minuto y medio. La cadencia de paso, siempre atento a la frecuencia cardiaca en el pulsómetro, un último esfuerzo y el record está al alcance de la mano.
       Qué importa lo que ella diga sobre el sobrepeso, las costumbres sedentarias y la crisis de los cuarenta. Si el reloj no corre para mí, estoy hecho un chaval…
       Este pálpito, el dolor en el pecho, el sudor frío que estremece y, sobre todo, la ansiedad. Es tal y como lo describió mi mujer, el maldito infarto de miocardio que me va a dejar a medio minuto de mi marca personal.


...