-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

17 de agosto de 2015

La conejita Sánchez

Extraída de Google
       Le decían La Conejita a pesar de trabajar como responsable de uno de los hornos en donde se producía el acero. Vestía siempre limpio. El apodo se lo había ganado por que recién incorporado al departamento, su comida siempre era de vegetales, principalmente zanahorias crudas que limpiaba con su pequeña navaja y mordisqueaba como conejo. En él se respiraba confianza, era ministro de una religión que dos hermanos nacido en los Estados Unidos habían introducido en la región.
       La Conejita no bebía nada que tuviera alcohol, no decía malas palabras y su comportamiento era intachable. En los momentos de ocio, El Marihuano lo buscaba para charlar con él, aunque muy diferentes, se les veía dialogar. Aquella noche laboraban en el turno, que concluiría a las siete de la mañana. El horno de la Conejita estaba en reparación y él pasaría el turno en limpieza del área igualmente que El Marihuano, por lo que toda la jornada estuvieron conversando. 
       — Compañero Sánchez — concluyó el operador de la grúa—: ¿será mucho pecado acostarse con una comadre de pila? 
       — Mire camarada, es pecado hacerlo fuera del matrimonio.
       Y continuaba dándole consejos para apartarlo del mal camino. 
       A las seis y media de la mañana llegó el relevo del Marihuano, al despedirse de Sánchez con humildad le pidió: 
       — Rece por favor por mi, mi compadre acaba de llegar a trabajar y la comadre me espera en su cama.
EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...