...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

1 de agosto de 2015

La luna invita a soñar

Extraída de Google

       La luna, orgullosa, invita a los soñadores a la última ronda. Los poetas, fieles a la cita, acuden en masa para descorchar las botellas de la ilusión, aquel néctar añejo del ayer se ha ido evaporando con el paso vertiginoso de un tiempo egoísta y ruin. 
       La anfitriona anima la fiesta, llama insistentemente a los rezagados y a los que sienten humillados por amores injustos, luchan por escapar de las redes de unas palabras envenenadas, tratan de huir de unas sombras voraces, crueles, que disfrutan con el sufrimiento humano. Todos los males han desaparecer en la hoguera eterna, las sombras han de asfixiarse, no tienen ningún derecho a manipular el sentido de las palabras. 
       Ahora, cuando las lentas horas de la madrugada imponen el sosiego y el silencio hace olvidar los gritos trasnochados de una sociedad histriónica, decadente, compuesta de peleles que luchan sí, es el momento de levantar las copas y brindar por el porvenir, aunque sea incierto. Qué más da, hay confiar en el mañana, tal vez, el hombre reflexione y se dé cuenta de los errores cometidos. 
       Los poetas se enfrentan con sus incertidumbres y salta al abismo blanco, al paraíso de sus sueños donde sus emociones dibujan poemas de esperanza. Lentamente saborea la ambrosía que la luna va introduciendo en la triste botella de su soledad. Los poetas hacen chocar sus copas en el inmenso Olimpo de los poemas olvidados. La luna les entrega, dichosa, sus mejores versos.

...