15 de agosto de 2015

... y hoy me acuerdo de él


       El mareo del Chico. 
       Su vomitona en el asiento trasero. 
       Paramos cerca de Navalmoral de la Mata: los mosquitos, sus ojos vidriosos, su corazoncito latiendo fuerte.
       Tuve su carne pentamesina en mis brazos, su cabecita muy cerca de mi corazón, palabras cariñosas del padre que nunca fui. 
       Cerré el coche - en una mano a la criatura y en la otra la maleta – y abrí la casa. 
       Dejé al animalito en el pasillo, cerré la puerta.
       Cuando volví con el resto del equipaje, él estaba tumbado en el pasillo, sobre sus orines, lloraba el llanto más triste que he oído nunca.
EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...

Muy pronto...

Muy pronto...
Pincha en la imagen para más detalles