...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

30 de enero de 2016

Miedo


Para Pilar,
que no desfallezca.


La primera vez que vi un árbol, tuve miedo.
Yo era un niño enclenque y enfermizo
y aquello era enorme y además se movía.


La primera vez que gritó mi padre, tuve miedo.
Yo era un niño vivaz y curioso
y aquello era desagradable y además se oía.

La primera vez que vi el mar, tuve miedo.
Yo era un niño imaginativo y fantasioso
y aquello era inimaginable y además olía.


La primera vez que lloró mi madre, tuve miedo.
Yo era un niño amable y preocupado
y aquello era sucio y además entristecía.


La primera vez que me hice sangre tuve miedo.
Yo era un niño cobardica y huidizo
y aquello era caliente y además sabía.


Y ahora, tengo miedo a la oscuridad.
Por si vuelven:
los gritos como árboles enormes,
los llantos como el inmenso mar


y ese sabor de la sangre...




...