...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

15 de marzo de 2016

Cadáver identificado



Publio Terencio Africano
     Me observo otra vez con el bisturí en la mano, fuera de mi, desde este lado del cristal. No hay nada mejor para saber quién fue el cadáver sin identificar que hurgar en su interior. La sangre es lo primero que aparece: los peces blancos, los peces rojos.

     Luego las ciudades con su canción de prisa y distancia. Finalmente el camino, la techumbre de paja; y el olor a leña quemada que tanto me gusta. En la casa el espejo, milagrosamente indemne: en el espejo yo, El Africano. Me miro y me digo:  Homo sum, humani nihil a me alienum puto.




...