...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

25 de marzo de 2016

Fragmento

       Estimados amigos.
       Como ya sabéis el próximo 31 de marzo de este 2016 doy una conferencia en el Ateneo de Madrid que lleva por título 
 

       Os pongo aquí debajo un adelanto de lo que estoy preparando por si os animáis. 
 
 ----------ooooooooo---------
 
Logo del
Proyecto Gutemberg
1
 
       Todo, o la mayor parte de lo expuesto hasta el momento, podemos etiquetarlo de Literatura en Internet. Esto quiere decir que los textos nacen fuera del entorno internaútico y llegan a él, suben a él diré de aquí en adelante, para cumplir con unos objetivos ajenos al medio en el que se implantan. Claro pues que, y por poner un único ejemplo, el Proyecto Gutenberg, citado con anterioridad, con sus muchos miles de libros en formato electrónico, no son Literatura de Red. Son parte de La Red, no así literatura generada en y para La Red.
       Pero, ¿existe una literatura internaútica, una literatura escrita por y para internautas, una literatura marcada por el formato o formatos de La Red, una literatura específica, única y claramente diferenciada de las literaturas hasta ahora construidas? La respuesta es sí. Y no sólo eso. Esa literatura no puede cruzar los umbrales de La Red sin perder gran parte del contenido que por estar en La Red precisamente tiene. Le pasa un poco como a las grandes obras literarias que en otros formatos, en cine, por ejemplo, dejan de ser lo que son para convertirse en un simulacro, en una sombra de lo que en su formato papel son. 
Agustín
Fernández Mayo
       El ejemplo más destacado de esta Literatura de Internet, no el único desde luego, y únicamente por el simple hecho de haber tenido cierto eco social es el del escritor coruñés afincado en Palma de Mallorca Agustín Fernández Mayo. Agustín, como otros muchos autores, experimenta primero en La Red y utiliza las características del medio que veremos a renglón seguido: esto constituye el primer momento de su creación literaria, es el tiempo del internauta, el tiempo del artesano, del aficionado. Con el material reunido, con los textos internaúticos seleccionados, prepara un libro, digamos que poesía, digamos que novela, a la antigua usanza, y con él entra al trapo en el mercado tradicional, en el formato papel, a sabiendas desde luego que en tal paso se ha quedado atrás, en el lugar que le corresponde, en La Red, la literatura internáutica: esto es el momento del profesional, también el momento de la traición a todo cuanto en La Red ha dicho que era, el momento de la degeneración del hipertexto, de lo hipertextual, en mera literatura del siglo XX, en otra obra más en papel.
       Ocurre con la obra de Fernández Mayo lo contrario que con la de los otros autores de reconocido prestigio. Si la literatura clásica sube a La Red para estar. La literatura de Fernández Mayo, baja de La Red para convertirse en texto convencional. Las novelas de la serie Nocilla son el ejemplo más claro de cuando estoy diciendo.
       En este ámbito, autores que hacen literatura internáutica y que luego la bajan a papel, podríamos citar también a Jorge Carrión, Eloy Fernández Porta, Vicente Luis Mora o Juan Francisco Ferré. 
       Pero, sí, hay una literatura que nace en La Red y que por ende tiene las mismas características que definen el nuevo medio de comunicación: es esa literatura del albor del siglo XXI que gime en la tiniebla, y puja por salir a la luz, que hemos dicho con anterioridad.
 
 2
 
 
Extraida de Google
       En primer lugar fue el texto. 
       Y dijo el hombre, hagamos La Red, y nació el hipertexto. Y cada palabra adquirió un nuevo significado: cada palabra podía hipervincularse con cualquier otro documento, con cualquier otra fotografía, con cualquier otra cosa. Y con ello la palabra casa, por ejemplo, aparte del significado que le es propio, en La Red, está unido indefectiblemente a los ochocientos setenta millones de resultados de consulta que nos da el buscador Google, por ejemplo, a fecha de 24 de marzo de 2016. Era la Internet Uno, la Internet Libro de Consulta, la Internet Escaparate, la Internet de los Webmaster, de las Páginas Web estáticas: el gran libro de La Humanidad abierto a toda la Humanidad en hermosas pequeñas ventanitas de cristal.
 
Extraída de Google

       Y dijo el hombre, esto de la Internet Uno, esto de que desde casa, cómodamente sentado en mi sofá, los ojos en la pantalla, uno pueda consultar todo, es extraordinario, pero no es suficiente. Hagamos la Internet Dos. Y el usuario pudo interactuar: había nacido el blog. Y la interactuación socializó La Red de tal manera que cualquiera pudo subir contenidos, sin conocimiento alguno de programación, mediante el uso de un simple formulario, y una elección de formato previo. Y con el blog, apareció el comentario, un pequeño recuadro en el que otro cualquiera, con consentimiento del autor claro está, podría subir cualquier cosa, desde una crítica favorable a un insulto inclusive.
       Y el comentario, algo tan simple como eso, cambió para siempre el sentido de las cosas. La interactuación, en el caso de lo literario, ayudó al autor a comprender que en literatura nada es en vano, que el lector tiene sus derechos, su corazoncito latiendo. Y más, mucho más que eso, puso al autor a la misma altura que al lector pues el texto de uno y otro estaban allí mismo, en la misma pantalla, formando un todo único e inseparable. El autor magister de los siglos XIX y XX había muerto. Y el lector, ese receptor punto final de una obra literaria, mutó y pudo hablar, exponer abiertamente sus opiniones.
 
Extraída de Google

       Y dijo el hombre, esto de la Internet Dos está bien, un poco desordenado todo, un en nada comercial, eso sí; pero bien: Internet era entonces la inversa y sin embargo exacta imagen del caos universal. Pero el Universo que conocemos parece que se organiza en galaxias. Creemos las Redes Sociales. Y las redes sociales fueron y con ellas la literatura de La Red se vio por primera vez desde que iniciara su andadura a nivel global constreñida, enviada a vivir en grupúsculos que comandados por entes ocultos casi profesionales marcaban intereses más allá de la creación por la creación.
       Y en esto estamos. 

EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...