-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

12 de marzo de 2016

Sancho aguarda a su señor

Extraída de Google
       Desde un bar, cercano a la posada de su señor, Sancho vigila los caminos, está fascinado por la cantidad de personas tan extrañas que circulan vertiginosamente por las calles. Damas y caballeros de distintas condición con llamativas indumentarias, sus aspectos provocan repentinas carcajadas que se ahogan en el silencio. Le llama la atención, sobre todo, que van pendientes de pequeñas máquinas que parecen absorberles el seso, algunos van hablando solos con la vista perdida en el infinito.
       Su señor partió una mañana gris por sendas misteriosas tras las huellas de los magos, tampoco entendía ni el lenguaje ni la actitud caótica de los hombres, huyó en busca de aventuras luminosas de viejos molinos que le podrían ocultar tras la cortina nebulosa del tiempo, donde en cualquier esquina, tal vez, encontraría su amada Dulcinea aguardándole, impaciente, para compartir con él las últimas melancolías de su ayer lejano. Sancho observa todos los rostros, espera escuchar la enérgica voz de su señor y los alegres relinchos de su caballo. 
       Desde aquel viejo castillo espera, temeroso de los oscuros acontecimientos, a don Quijote, él se llevó todas sus ilusiones, los anhelos más queridos que ya jamás podría disfrutar. No entiende nada de cuanto le rodea, háyase perdido en una ínsula absurda. 
       Sobre la mesa tiene un ordenador personal, trata de buscar refranes y dichos nuevos que le permita calificar a esta sociedad, pero no encuentra ninguna solución. Su Señor también se llevó el bálsamo de la esperanza y no podía curarse las heridas del alma. 
       Sancho Panza aguarda, en aquel extraño castillo, espera que Don Quijote le devuelva la ilusión de la vida



EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...