Siempre la vida... en la voz de su autor.

16 de junio de 2016

Nuestra consciencia: ¿ilusión o realidad?

Imagen extraída de Gogole
       Sólo habría una posibilidad que nos permitiera dar fe de que lo que vivimos no es una mera ilusión, sino la pura realidad. Y sería sencillamente poder comprobar qué existe al otro lado, estando situados como observadores fuera de nosotros mismos. Cosa que como bien sabemos es absolutamente imposible, al menos en situaciones vitales ordinarias, pues la consciencia es un fenómeno subjetivo e interno, que jamás permite, por su propia naturaleza, que "nos asomemos" para ver lo que sucede fuera de ella. No es ni siquiera posible llevar a cabo una reflexión en tiempo real; todo tiene lugar de manera diferida conformando en cada instante los recuerdos que constituyen la biografía de nuestra vida. Hasta aquí lo evidente dentro del mundo macroscópico de la materia.
       No obstante, no merece la pena que nos aflijamos por dicho imperativo. Actualmente la ciencia, de la mano de la física cuántica, nos dice que allí en lo profundo, en el mundo subatómico, todo es probabilístico, ya que los átomos pueden comportarse como energía y como partículas: al parecer, nada es una permanente realidad, estando todo sujeto a una aparente y azarosa complejidad en la que nuestra consciencia tiene mucho que aportar. Ya las filosofías orientales nos lo habían contado hace miles de años: "el yin y el yang" del taoísmo y la "maya" del hinduismo y el budismo.
       Hoy en día, abundando en dicho planteamiento, se renuevan bajo este prisma viejos conceptos ya conocidos, como el desdoblamiento o bilocación o los viajes astrales en el tiempo; aunque la ortodoxia científica los considere producto de la charlatanería o en todo caso conceptos de pseudociencia que no merecen la pena ser tenidos en cuenta. En situaciones extraordinarias como en las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte), las personas que han tenido ocasión de vivirlas, suelen narrar, entre otras muchas percepciones, la sensación de un desdoble en el que se sienten "fuera de sus cuerpos" y parecen tener consciencia desde el otro lado.
       ¿No habrá entonces algo de verdad en estos argumentos que acabamos de exponer dejando la puerta abierta a sus múltiples incógnitas? Pongamos punto y final aquí a nuestra reflexión, siendo totalmente respetuosos con el mundo creencial de cada cual.







EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...