-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

17 de julio de 2016

El Cancho de la Desolación

La foto es de Santiago Solano
       Una mañana cualquiera, no subo a esta sierra a encontrarte, Olvido, y sin embargo aquí estás, a cada paso que doy por esta tierra tuya, a cada roce en mis piernas con tu hinojo, a cada luz, y delante de tu cueva encuentro el motivo de tu muerte y tu resurrección; mueres de tanta muerte y vives de tanta vida, de tanto amor, de tanta eternidad.
       Sé que alguien vino a buscarte una noche negra, herido de muerte, de la peor de las muertes, herido de desesperanza, y pegado al suelo se hundió en la blandura de la piedra, lloró y no te encontró pese a que estabas cerca, escondida e invisible, y entonces, en el Cancho de la Desolación una brisa inesperada comenzó a secar aquellas lágrimas verdes de Esperanza .
       Ambos regresamos sin ti, Olvido, yo, cualquier mañana volveré.


El texto es propiedad de 
Trinidad Grande

EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...