-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

6 de julio de 2016

La emboscada


(imagen extraía de Google)

       Todo estaba muerto. A veces dudaba si yo mismo lo estaba, allí, agazapado, entre hierbas y matorrales, apoyado contra el tronco de un árbol. Llevaba así alrededor de una hora, y tenía los pies y las piernas entumecidos, estaban muertos, como yo. O quizá era todo un mal sueño.
       Todo había sido muy rápido, iba con mi escuadrón, como todos los días, realizando la inspección rutinaria de la zona. Y ya habíamos penetrado en la zona más pequeña y con más vegetación, la bonita, que a todos nos gustaba, cuando, no se sabe de dónde, salió un disparo. Cayó el primero. El disparo venia de la copa de un árbol. Resulta que aquel grupo, que por el aspecto parecían los nativos de la zona, totalmente inexpertos, nos atacaban desde el cielo. Todo fue muy rápido, comenzó una ráfaga de disparos que iban a todos los lados y a ninguno. Solo se oían gritos y gemidos, el olor a pólvora lo inundó todo. El polvo del suelo, de las hierbas, con los movimientos de mis compañeros, se elevó, y no dejaba ver nada. En dos minutos, una masacre. Yo, no sé cómo, reaccioné viendo que iba a morir al igual que mis compañeros, ya que todos se habían vuelto locos, y lo único que hacían era disparar, era imposible salir de allí, me tiré al suelo, a un montón de hierbas que había a mi lado, y me escondí. Al poco de esconderme, no habría transcurrido un minuto, cesaron los tiros. Todo se convirtió en silencio. Un silencio grande, que anunciaba muerte. Toda.
       Cuando reaccioné, me arrastré, comprendí que todavía estaba vivo. Me incorporé, y caminé despacito, con miedo. Todos estaban muertos, y yo, ni siquiera un rasguño. Salí de aquel cementerio de cadáveres, anduve unos pasos, y ante mí apareció un piano. Me acerqué nada más verlo recordando que mi hija quería aprender a tocar el piano. Mis compañeros no volverían a ver a sus hijos y mujeres. Y me acerqué para tocar una tecla, para oír un sonido bello. Lo necesitaba. Me gusta mucho la música. Sabia en esos momentos, que si no sentía algo bello en mis sentidos, me iba a volver loco.
EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...