Siempre la vida... en la voz de su autor.

19 de agosto de 2016

Seguir el dictado de la propia vida


Imagen estraída de Google
        Si decidiésemos oponernos a los mandatos de la memoria emocional con la que todos estamos enhebrados, dejaríamos a nuestro espíritu sin alas para sobrevolar y experimentar el Mundo. Mientras seamos materia (yo albergo grandes esperanzas de que algún día no sea así) lo aconsejable es no desapegarnos de las cosas que tocamos, olemos, gustamos, vemos y oímos. Aún no somos incorpóreos; y, por tanto: no podemos, pero tampoco deberíamos ir en contra de nuestra naturaleza biológica. Es Ley de Vida y rebelarnos contra ella equivaldría a perpetrar un acto de auto-agresión que nos conduciría posiblemente por un camino sin salida. Moderar nuestros instintos y emociones es saludable, sin embargo intentar anularlos completamente puede resultar enfermizo y contraproducente, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente.
       Por ello, la fórmula más recomendable para ser felices en esta vida no es excesivamente difícil de llevar a la práctica. Podríamos resumirla en esta sencilla frase: "Sigue el dictado de la propia Vida sirviéndote de tu razón", o, si se quiere, apoyarla en esta otra locución latina bien conocida: "Mens sana in corpore sano".





EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...