Programa Ediitorial EnR

1 de septiembre de 2016

El método



(imagen extraida de Google)
       El sistema educativo finlandés es uno de los mejores del mundo. Finlandia es un país que destina grandes recursos a la educación, pionera en un proyecto contra el acosos escolar; bullying, sencillo, pero eficaz. Este método consiste en no centrarse en la dialéctica de la confrontación entre víctima y acosador, sino que se basa en actuación sobre los alumnos testigos que se ríen de tal situación. En muchos casos los espectadores interiorizan que lo que pasa es normal, incluso divertido, aunque tengan una opinión subyacente. En resumen, el programa se basa en intentar que los espectadores no les rían las gracias a los acosadores. Y el bullyin ha bajado en un 80% en Finlandia.
       Pero, si este método lo extrapolamos a otros aspectos de la vida, podría usarse perfectamente., y ser, igualmente, sencillo, y eficaz. Por ejemplo, las denuncias que ha habido este año sobre acoso a las mujeres y violaciones en los sanfermines. Esto no es algo exclusivo de este año, siempre se han producido, pero las denuncias de mujeres y la repercusión que ha tenido en estos sanfermines, no tiene parangón. Salió en los telediarios y hubo manifestaciones contra el acoso y las violaciones allí, en Pamplona.
       Igual puede pasar contra la violencia doméstica y de género. Cuando una mujer denuncia, o no, en muchísimas ocasiones con lo que se encuentra es con un silencio y una soledad muy grande a su alrededor. E incluso de su propia familia. El “no quiero problemas”, “es un conocido”, “conozco a su familia”, etc. en muchas ocasiones es cómplice de muchas muertes. Esto, da alas al acosador, no se siente rechazado, lo ve como algo normal. En fin, soy el gallito del corral.
       Este sistema, siendo osada, se puede incluso aplicar a la política. Ese silencio de much@s partidari@s de un partido al que han sido afiliad@s y/o simpatizantes, y que está robando a manos llenas, no ayuda nada. Cuando pasen los años y se analice bien lo que está ocurriendo, ante todos los suicidios a los que asistimos de forma impasible, y otros suicidios pasivos, diré, como por ejemplo en sanidad (no administrar a los pacientes el Sovaldi), seremos tan cómplices como esos que se callan ante la violencia doméstica. O como esos niños que ríen las maldades del acosador.
       Tod@s sabemos perfectamente lo que está bien y lo que está mal. Espectadores ante el bien y ante el mal en este teatro que es la vida. Luego cada cual decide lo que hace.







EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...