Siempre la vida... en la voz de su autor.

19 de septiembre de 2016

Los ciclos eternos del orden y des-orden cósmico

     

Imagen extraída de Google



       Nuestra consciencia ha sido diseñada para percibir exclusivamente polaridades. El Mundo al que tenemos acceso, la Naturaleza en la que estamos inmersos, se ofrece a nuestros sentidos de manera bi-polar: bondad-maldad, alegría-tristeza; amor-odio, y así en todas las manifestaciones fenoménicas que suceden en nuestro marco psíquico.
        Por ello, al profundizar en la esencia del Universo, podemos llegar intuitivamente al conocimiento de que el des-orden proviene necesariamente de un orden pre-existente, y a él ineludiblemente debe regresar. En un principio fue el orden, clausurado dentro de la energía primordial del Cosmos; y a partir de ahí, en un inexplicable y gigantesco colapso emergió de suyo la materia, y con ella el des-orden espacio-temporal.
       Actualmente, desde nuestra posición de seres conscientes, nos encontramos dentro de un Mundo material donde reina, al menos aparentemente, el des-orden, o si se quiere, un orden precario. Y obviamente, debemos preguntarnos: ¿cuándo regresaremos al Orden, origen de todo? Pues nuestra lógica nos señala que ese debe ser su inevitable destino: ciclos eternos de orden y des-orden cósmico. ¿Por qué no imaginarlo así cuando la ciencia afirma lo mismo en relación con el Big-Bang?
       Concluiremos ya: si sólo existiese el Orden, sin incluir dentro de él al des-orden, el Universo o Universos potenciales, no tendrían razón de ser: sencillamente porque su bi-polaridad, el Des-orden, no sería una Realidad posible: para nada sería necesario que el Mundo existiese. Los opuestos permiten crear una diferencia de energía potencial a partir de la cual parece surgir la dinámica existencial del Universo entero. Aquí lo hemos querido representar también con el símbolo taoísta del yin y el yang: dos polaridades a través de las cuales dicha filosofía pretende explicar el juego de fuerzas que sostienen el equilibrio del Mundo. Otros sistemas religiosos o filosóficos afirman con matices algo parecido. Y la física cuántica señala como dinámica polar la interrelación de opuestos: materia versus energía. De ellos, según los científicos, surge el Universo y la Vida. Como podemos ver: finalmente, cuando nos elevamos en nuestras reflexiones, acabamos confluyendo en un único concepto abstracto que representa el origen del Todo.







EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...