...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

27 de septiembre de 2016

Mucho más rápidos que la velocidad de la luz


... de Blogger
       Hace años, cuando era apenas un chaval, solía deleitarme pensando en el poder de la imaginación que activando los pensamientos puede trasladarnos en apenas unos segundos a cualquier rincón del Universo. ¿Extraño, no?
       Hoy, ya bastante mayorcito, sigo pensando lo mismo. Y me atrevo a ejemplificarlo con una sencilla fórmula que solíamos aplicar cuando estudiábamos en el instituto la física de móviles. Sabemos que E=VxT; es decir el espacio recorrido por cualquier móvil es igual a su velocidad por el tiempo que la mantiene. Hasta aquí, nada llamativo o sorprendente.
      ¿Pero qué pasaría si el móvil pudiera trasladarse instantáneamente, merced a una velocidad superior a la de la luz, digamos infinita? Ya sé; ya sé que el genial Albert Einstein demostró que la velocidad de la luz (aproximadamente 300.000 Km/s) no puede superarse sin conseguir romper las leyes de causalidad del Universo. Ningún objeto podría entonces viajar más rápido que ésta. Bien..., pero imaginemos que nuestros pensamientos pudieran hacerlo. Hoy se debate dicha cuestión, pues aunque haya una fenomenología física en la transmisión neuronal de las señales bio-eléctricas a través del cerebro, no podemos afirmar que su naturaleza sea la misma que la de los pensamientos que emergen a manera de correlato. Dos fenómenos que se dan prácticamente al mismo tiempo no prueban que uno sea necesariamente la causa del otro.
       Y además, si sustituyésemos en la anterior ecuación el valor de V por "infinito" tendríamos que: Espacio sería igual a infinito por T, que daría como resultado Infinito. O dicho de otro modo: podríamos estar en un sólo instante en cualquier lugar del Universo imaginado; por así decirlo: con un simple chasquido de dedos. ¿Y no es esa la experiencia que solemos tener cuando ejercitamos nuestra imaginación y pensamos en este tipo de situaciones?
      No podemos probar matemática y experimentalmente -al menos de momento- que los pensamientos puedan viajar por encima de la velocidad de la luz. No obstante, esa es al menos la sensación subjetiva que poseemos de dicho fenómeno.
       Lo expresado aquí no es más que un juego de imaginación que hemos querido mostrarles porque nos gusta soñar. Por cierto: los sueños son igualmente producto de la imaginación humana. ¿Viajarán, por tanto, mucho más rápido que la inigualable velocidad de la luz?



EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...