Siempre la vida... en la voz de su autor.

11 de octubre de 2016

Hay que abandonar el letargo de la noche

... de Google.
       El amanecer entra por la ventana y se presenta altanero, provocador. Me ordena que salga inmediatamente de la cama y prepare todo lo necesario para comenzar a recorrer la senda diaria.
       He de llenar la blancura de la soledad con las razones que me entrega, palabras ausentes que tengo que buscar en los recodos de un sendero que sólo a mi me pertenece, pero he de ganarme la confianza del destino, tengo que huir de viejos fantasmas y ponerme a buscar, con urgencia, esas soledades muertas, comenzar a dibujar el verdadero poema sobre el rostro entristecido de la aurora, el único que merece la pena, es preciso abandonar, cuanto antes, el letargo cálido de la noche y robar ilusiones nuevas a las estrellas fugaces.
       Las horas pasan demasiado deprisa y, tal vez, no disponga del tiempo necesario para finalizar aquel poema que sueña con arrojarse al abismo blanco, desea perderse entre palabras moribundas y encontrar aquellas ilusiones doradas que les permita hallar su razón de ser.
      Es necesario robarle a la nostalgia las imágenes más hermosas de la vida y rodearla, con suma ternura, con la magia ausente del atardecer, esa magia es la compañera ideal para ese pobre poema que, consumido por las lágrimas del abandono, está a punto de rendirse.
       El amanecer me trae, cada día, esa magia imprescindible para continuar luchando y poder componer, verso a verso, el gran poema de la vida.



EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...