...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

30 de octubre de 2016

Llueve sobre mojado


...de google.

       Tres sillas envueltas en lluvia. Esa que te dije que caería el día que tú volvieses. A mí. Te confundes, lo siento. Siempre te confundes. El amor no es para ti. Tú te enamoras de cualquiera. El amor nunca es sufrimiento. Si no, no es amor de verdad. El único dolor que puede existir es cuando esa persona desaparece, muere. Ahí sí existe un sufrimiento que no tiene cura alguna. Aunque lo intente, cualquier psicólogo, cualquier psiquiatra, calmar tu dolor. No lo conseguirá. Sólo lo hará el tiempo, ese tiempo pétreo, implacable, imperdonable. Que sigue con sus segundos, minutos, horas… siempre alegre, al que no le importa si tú estás bien o mal.
       Cuando hay tres personas, sobra gente. Si se piensa en amor. Pero aquel que no ve donde está, aunque lo tenga delante, está condenado a fracasar. Siempre lo hará. El amor nunca es egoísta. Nunca daña. Nunca exige. Nunca traiciona. Alguien que ha amado de forma incondicional, sabiendo que ese amor nunca podría hacerse realidad, sabe perfectamente lo que es. Y ya no se conforma con menos. Pero si tú no lo ves, quizá un día ese tiempo me dirá, ¿qué haces?, lo estás perdiendo. Deja que siga equivocándose, yo soy el tiempo, sé lo que digo, de qué hablo, todos los días os veo.

...