...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

8 de octubre de 2016

Todo parece extraño

... de Google
       El tiempo se detiene o, al menos, esa es la impresión. La apatía domina las emociones. Las palabras surgen lentamente de un letargo insoportable, caótico, donde la oscuridad hace que la senda se pierda por un laberinto de imágenes rotas. Todo parece extraño, ausente, los versos, al reflejarse en el espejo, se dan por vencidos y desaparecen.
       No merece la pena luchar por aquello que no comprenden, las palabras sólo sueñan, quieren aliviar las nostalgias de su creador, las ilusiones que regresan, cada madrugada, para volar en el paraíso del silencio, donde la blancura imperfecta de los atardeceres ausentes se diluyen en los colores del horizonte.
       Sin embargo, nada es lo que parece. El tiempo sigue corriendo, sin hacer ruido va acumulando sueños, vivencias, destruye esperanzas que estaban a punto de volar pero que no soportaron los reproches dolorosos de la soledad. Es un egoísta, no le importa las pesadillas del poeta al perderse en el cruel laberinto de las lágrimas amargas, da igual los sentimientos, algunas palabras le entregará el consuelo preciso que le haga olvidar el último desengaño.
       Los versos también desean volar, surcar espacios infinitos en busca de la paz y el sosiego del alma, pero el tiempo roba, sin compasión, los recuerdos más hermosos y el poeta no comprende el sentido de las cosas, su mente no alcanza a descifrar los enigmas de la noche y llora desconsoladamente al comprobar cómo en la alacena de su vida sólo hay unos tristes versos congelados.

...