...

...
Pincha en la imagen para acceder a la revista.

3 de noviembre de 2016

No dejes...


... de Google

     No dejes que tus ojos de gata se acerquen a los míos; ni tampoco que tus dulces labios sin querer lo hagan. Ardo en llamas por ti, sólo por ti; y tú, irremediablemente lo sabes.

No coloques tus finos dedos junto a los míos, no sea que su calor sensual encuentre a su paso mi cuerpo desvaído; ni dirijas tus gráciles andares hacia esta posición en la que me hallo, mira que la marejada es peligrosa...

Y por favor, deja de mirarme así, tan descaradamente, haciéndole a mi alma una honda radiografía; que va a ser imposible poderte ocultar nada.

Aunque para qué, si ya he depositado mi desnudo corazón dentro del tuyo.



...