-------------------- Pincha en la imagen para más detalles ----------------------

19 de octubre de 2017

De visita en el pueblo viejo

A menudo las tumbas abiertas parecen bocas que expelen un hedor insoportable. Otras veces, en cambio, son agujeros modestos que aguardan con discreción a ser ocupados. Cuando llegamos a la salida del cementerio, mis padres conversaban animados. Les había parecido que, al acercar la vela, Elvis había abierto los ojos. Entonces, me di cuenta de que Lily se había quedado atrás. Le gustan tanto los camposantos que se queda ensimismada ante las lápidas. Me perdí entre los pasillos, distraído por la cháchara de los cipreses en calma. Anabel, tan inocente, aprovechó para interceptarme desde la trasera de un contenedor repleto de herrumbre. Con su manita, alzó para que pudiera verla bien una menuda bolsa de plástico transparente y sus ojos azules brillaron tanto que iluminaron su pelo. «Son las bridas que necesitamos para ayudar a mamá», me dijo. Inspiraba tanta ternura que me daba apuro decirle que ni esas piezas de plástico ni ninguna otra podrían obrar la magia. Le sonreí como pude y me alejé en busca de Lily.  No sé muy bien para qué. Sospecho que nadie más puede verme.

18 de octubre de 2017

Deborah.



Relato ganador en el concurso ddel grupo de relato breve El Tintero, alojado en la red social Netwriters que forma ya junto con Escritores en Red la mejor red de literatura en español de Internet.







Krant la conoció en una discoteca. Una chica francesa rubia y espigada, de cuerpo espectacular. Alguien los presentó, bailaron y terminaron sentados en un sofá, hablando a gritos para desligar sus voces de las de un reggaetón machacante.

Se llamaba Deborah y le comentó que era herpetóloga, y él, mintiendo, le dijo que era abogado, porque pensaba que su profesión de escayolista le restaba posibilidades para ligar. Tan pronto como Deborah se disculpó para ir al baño, él sacó el móvil y buscó en la wiki “herpetología”. Casi se cae de espaldas: “dícese de la rama de la zoología que estudia a los reptiles y a los anfibios”, «vaya puntería», pensó, haciendo un gesto como si se hubiera comido un limón. Él odiaba a las serpientes, las aborrecía y sentía, en general, rechazo y miedo por cualquier animal que se desplazara arrastrándose. Cuando volvió, observó los brazos de la chica. Hubiera jurado que estaban tatuados con piel de serpiente.

16 de octubre de 2017

La canción del Espíritu


  
... de la Red
             El Espíritu se manifiesta como una aspiración de la mente humana hecha carne; profundamente transpirada a través del cuerpo que nos mantiene en pie. ¿Una fuerza que se transmite merced a los genes de cada una de los billones de células que nos componen? Puede ser; en abstracto, no tengo nada que objetar contra dicha idea. Pero hoy ya sabemos que esos genes no son ya una "caja cerrada", sino "abierta" y movida por el campo energético que subyace a toda la materia. ¿Qué es el Arte si no una construcción idealizada de la propia Naturaleza en su conjunto? ¿Y con qué ojos miran algunos seres humanos a ésta? ¿Con los del Espíritu? ¿Mito o verdadera Realidad? ¿Pero que es la Realidad para una consciencia que sueña consigo misma? Y estoy seguro que mientras sueña imagina y proyecta un Mundo que sobrevuela sobre éste que percibimos con nuestros cinco sentidos.
EnR-TV

Pincha en "Lista de reproducción" para elegir tu vídeo preferido. Tienes 52 vídeos a tu disposición. De momento.

...