Hoy es

El espejo de los tiempos

     La naturaleza engañosa del juego de los espejos -donde todo parece eterno- es debido a que concedemos tiempo al tiempo, un tiempo que no tenemos. El espejo de los tiempos nos lo refleja sin que seamos conscientes de adónde se ha ido la vida ni cómo la hemos vivido.
     El presente de la Humanidad se ve reflejado en la imagen del espejo de los tiempos que nos ofrece la imagen de la sociedad y del planeta, ambos inseparables; también, nos muestra imágenes  de nosotros mismos donde, muchas veces, no nos reconocemos ya sea por nuestros actos o porque nos hemos puesto una máscara convirtiéndonos en desconocidos. El espejo refleja lo que somos en cada instante, permitiéndonos observar nuestras acciones y sus consecuencias, no solo a nivel individual sino colectivo.
     Si echamos un vistazo a la Historia vemos que muchas personas que lucharon por la paz y el bienestar de los ciudadanos fueron eliminadas porque traían aromas frescos de libertad, igualdad y respeto; sus ideas no podían ser encerradas detrás de unos muros pues bailaban con el aire. Ellas sabían que la Humanidad es unidad y cuando un país sufre, el resto de la Humanidad sufre, este simple argumento, hoy en día, es incomprendido por gran parte de los responsables que tienen en sus manos el poder de crear paz pero han decidido crear caos y guerras, decisiones erróneas que han originado reacciones con graves consecuencias para todos nosotros.
     El espejo de los tiempos nos refleja lo que se quedó sin hacer y también nos devuelve imágenes de miles de personas que han dejado su huella rompiendo cadenas y murallas para ir al encuentro de la belleza, del amor, de la compasión, de la libertad y del respeto. Ellas han creado un mundo en imágenes de color a pesar de la ignorancia, de la intransigencia y del odio  sufrido;  nunca se agitaron por unas murallas de ladrillos o por cadenas de hierro. Sus vidas fueros sesgadas por balas perdidas o ensombrecidas por el humo de las hogueras. Su lucha sigue abierta. Ellas lanzaron al aire plumas blancas que se convirtieron en alas para volar y no sentir temor por la sombra del miedo.
     Vivimos y sufrimos las consecuencias de las reacciones violentas provocadas por la ambición desmesurada de personas que llevan las riendas de algunos países, llevándolos, a veces, hasta un precipicio donde los empujan para caer. Hay gobernantes que rechazan las voces de los seres humanos que gritan su desesperación ante una esperanza escondida en las profundidades de la tierra o la angustia de las olas del mar que arrastran a las profundidades a los que huyeron del infierno; desoyen los gemidos  del viento que traen lamentos de hambre y sed; el silencio de los animales ahogados por el plástico que confunden con comida. El problema medioambiental del planeta está arrinconado hasta que la naturaleza gima de dolor y barra con un soplo a muchos inocentes porque hay dirigentes que no quieren comprender que  la Humanidad  y el Planeta son indivisibles.
     Nuestra época es materialista, con grandes avances tecnológicos, donde el tiempo se acelera y nosotros vivimos más deprisa pasando por alto la vida. La gran mayoría son arrastrados por una muchedumbre que les empuja sin saber hacia dónde van ni qué hacer, solo son conscientes del día y de la noche. Viven en un laberinto donde dan vueltas y vueltas, se sienten perdidos y no consiguen encontrar la salida porque son incapaces de ver su vida bajo otra perspectiva.  No podemos seguir moviéndonos por ciegas y sordas pasiones. Buscamos expandirnos en el universo infinito, queremos vivir en otros planetas pero no sabemos mucho de nosotros mismos y a nuestro Planeta lo estamos matamos.
     El espejo de los tiempos nos hace observar que vivimos sumergidos en este mundo material exiliándonos del mundo espiritual, del mundo de la conciencia.  La Humanidad está herida en su alma, somos supervivientes en un reino de muerte, noticias que desangran al mundo trayendo un estruendo de soledad y sufrimiento. La imagen que nos refleja el espejo de los tiempos es triste no por ser en blanco y negro, sino por lo desolador y devastador de lo que vemos y de la crueldad que muchos seres humanos han desarrollado. Hambre, sequía, llanto, desesperación, muerte; guerras que no paran, mares que se tiñen de rojo y guardan en sus profundidades las memorias de miles de personas que huyeron del atroz sufrimiento para sucumbir a las olas del viento.
     El equilibrio de la Humanidad y del Planeta se está destruyendo, vivimos confrontados con la vida y nos aliamos con la muerte. No podemos olvidar que cuando una avalancha está en marcha es imparable. Es el momento de empezar lo que dejaron atrás esas personas que fueron asesinadas injustamente, que lucharon por crear paz y libertad con esperanza y entusiasmo para poder cambiar las cosas, creando jardines en lugar de trincheras.
     El viento arrastra la niebla y el espejo de los tiempos nos muestra la memoria que debe perdurar en los seres humanos, ecos de paz, de libertad y de respeto. También nos muestra el pasado del que debemos aprender y no volver a caer; el presente nos muestra que solo nosotros, los seres humanos, podemos cambiar el mundo con la fuerza de la gratitud, de la vida y de la paz. El espejo de los tiempos reflejará en un futuro no lejano una generación de caras sonrientes llenas de fuerza y bondad porque han luchado y luchan por un mundo mejor y por un porvenir seguro donde todos pueden realizar sus sueños en perfecta armonía.
     El espejo de los tiempos refleja millones de caras y cada una de ellas es una razón por la que vale la pena luchar por la paz para crear un mundo mejor donde las ideas bailen junto al sol, sin olvidar, como dijo Winston Churchill “la responsabilidad es el precio de la grandeza”.
                                                                  Foto de  Koushik Das on Unsplash

La vida no es una vulgar película, nuevo poemario de José Gerardo Vargas Vega.



LA VIDA NO ES UNA VULGAR PELÍCULA, ya os está aguardando en AMAZÓN, lo mismo que mi anterior libro de poesía "Emociones de un atardecer", disponible en varios formatos, los distintos enlaces están en mis blogs.


 
ESPERO QUE OS GUSTE

La libertad, símbolo del cambio


       La libertad sin paz es como un brazo sin mano.
     Uno de los grandes deseos de gran parte de la Humanidad es combatir la ignorancia con la educación  en todas partes –no solo en el colegio sino en casa, en el trabajo-, para poder elegir y no seguir al rey de la manada si no estamos de acuerdo, poder vivir nuestra vida sin sometimiento, miedo o prejuicios que generan violencia, injusticia e intolerancia. La libertad nos da la oportunidad de reflexionar, decidir y elegir lo que queremos ser y deseamos hacer, siempre con respeto y responsabilidad, sólo así, en la  libertad y en la paz podremos florecer como un loto blanco en todo su esplendor.
     Lo más complejo de la Vida no es vivir. Lo más complejo de la Vida somos los seres humanos porque todos somos singulares y diferentes, pero en el fondo todos queremos ser iguales. Nos molesta e incluso nos hiere las diferencias de los demás, raza, creencia, cultura. Estas diferencias que queremos igualar o imponer, en ciertos casos, producen confusión, intolerancia y violencia. Cuando estamos delante de una situación que nos produce dolor, resentimiento, tristeza o culpa  recriminamos a la vida buscando culpables ajenos a nosotros, mientras nosotros nos ponemos la máscara de víctima. Queremos saber pero no queremos experimentar la responsabilidad de nuestros actos y palabras. Nos olvidamos que para aprender necesitamos cometer muchos errores, cayéndonos y  levantándonos miles de veces, sabio aprendizaje el de la vida. Toda raíz nace en la oscuridad de la tierra para que una hermosa flor emerja.
     La memoria de la carne aúlla con tal dolor que da escalofríos oírlo pero seguimos en la misma postura. No nos gusta el cambio, pues produce incertidumbre y hace tambalear nuestro confort, creemos que lo conocido es mejor que lo desconocido, equivocándonos muchas veces en esta afirmación, prefiriendo morir un poco cada día en el sofá del conformismo que buscar nuevos horizontes y experimentar la vida. Es verdad que la incertidumbre precede siempre a los grandes cambios; la Vida es un continuo cambio y renovación, la vida es una aventura donde nos adentramos en el mar rumbo hacia ese amanecer de colores sin saber lo que hay detrás del horizonte. El hombre es un navegante de mares tempestuosos donde se pierde a menudo y se condena a vivir entre la niebla y, pocos, salen airosos de la batalla de la conciencia que nos regala el cambio que es la llama de la vida y nos ayuda a descubrir nuevas posibilidades bajo nuevas perspectivas, siempre y cuando nuestras acciones sean realizadas por amor y no por ser el vencedor de esa lucha de poder porque al final esa lucha se vuelve contra nosotros y, tarde o temprano, perderemos.
     La  libertad es el aire que se mueve y se filtra a través de la piedra y de la piel, no tiene límites, no tiene barreras, se cuela por la menor rendija para traer siempre aire renovado, al igual que la sabiduría y la vida, la libertad es infinita. La libertad se alimenta del bien, va unida a la grandeza humana, a los valores que permiten vivir al ser humano con dignidad y respeto. La libertad es no hacer lo que queramos sino hacer lo que debemos hacer correctamente, con responsabilidad y sabiduría. La libertad nos ayuda a crear paz para que todos podamos vivir libremente, pero para ello no basta con desearla hay que ponernos en marcha. La paz necesita guerreros que luchen por el bien común, por los derechos humanos, la justicia y la libertad. Sin estos pilares no puede haber vida, solo habrá enfrentamiento, sufrimiento, resentimiento, venganza y guerra, donde se entierra  el honor y la bondad de los hombres y mujeres.
     La libertad significa que somos el rey o la reina de nuestra vida porque tenemos la potestad de luchar por lo que creemos, donde hay cabida para todos, atreviéndonos a ser diferentes; donde no se confunde sumisión con lealtad porque no hace falta ser conquistador para ser respetado.  La libertad es un derecho que todos los seres humanos tenemos y debemos usarlo para crear un mundo mejor y vivir una vida plena en armonía y justicia. La libertad ennoblece las almas porque procura respeto y dignidad.
     La libertad se saborea y se disfruta plenamente cuando nos conocemos a nosotros mismos así lo gritaron los sabios, flores de luz del infinito universo, desde el principio de los tiempos.
                                                         (Foto libro “La Naturaleza Sagrada del Ser Humano” de Ángeles Carretero)

Itaca, gruta dorada del alma


                  La vida es un continuo cambio y renovación, nunca se agota, vive y actúa según sus leyes y nunca como nosotros pensamos o decidimos que sea.  En esa búsqueda por comprender lo que es la vida sobrevivimos imaginando que galopamos sobre un caballo blanco al que no hemos domado; vamos construyendo sueños que no existen pues solo son vanas ilusiones; vamos sobreviviendo, vamos soñando y despertamos. En la travesía de nuestra vida,  vemos estrellas que son flores de luz, escuchamos entrecortada la voz del viento o el rugido del alma de la tierra, navegamos sin rumbo, pero, muchas veces, sentimos una nostalgia de un paraíso perdido y forzamos la imaginación para ir más allá. En momentos de sosiego, percibimos recuerdos de un lugar sereno donde nos gustaría volver y vivir con nosotros mismos sin sombra alguna. Recuerdos de Itaca, nuestro paraíso perdido, tan lejano y tan cercano.
     Itaca, patria de los dioses. Nombre que evoca recuerdos y sensaciones de un pasado lleno de héroes y magia. Los aventureros, cuya fuerza surge con la voluntad y se alimenta de ella, no temen ir hacia el horizonte, embarcándose en barcos de madera cuyos remos rompen la seda del aire y las olas los llevan en su cresta para que vean la estela que deja los que van en pos de los tesoros del alma.
    Con tanta lucha de experiencias y acontecimientos amargos, el espíritu se siente saturado. Muchas veces, nos perdemos en el vientre oscuro de la noche sintiendo angustias y temores; la oscuridad es total pues ni siquiera hay luna ni estrellas para iluminar el alma. En esos momentos sombríos cuando brotan de los ojos ríos salados de amargura y cansancio, una fuerza interior nos proporciona coraje para seguir luchando y buscando ese lugar al que pertenecemos y al que deseamos volver para sentir la suave y sublime caricia de la paz y de la felicidad.
     Detrás de la tormenta de arena, el viento se relaja y vuelve a dibujarse los perfiles de la vida -cambio y renovación-, haciéndonos comprender que la sabiduría puede aparecer en cualquier  momento del día y en cualquier lugar, siempre y cuando busquemos nuestra verdad, ¿quiénes somos, hacia dónde vamos y por qué vivimos?, aprendiendo lecciones y saboreando fracasos. La sabiduría abre las puertas del cosmos y de la naturaleza y de vez en cuando su luz violeta traspasa la piedra para que podamos verla. Y, así, en lugar de lamentar nuestros errores aprendamos a no cometerlos, pues la vida nunca se agota, vive y actúa según sus leyes y rara vez como nosotros decidimos. Nosotros deseamos saber pero no queremos experimentar, preferimos seguir en nuestra zona de confort, pensando que si leemos ya tendremos la experiencia necesaria para vivir y dejar de sobrevivir. Nos olvidamos que toda raíz nace en el seno de la oscuridad de la tierra para poder renacer, al igual que cuando cae una hoja de color ocre, hay otra hoja de color verde que emerge.
     Hay que dejar caer las máscaras para descubrir la belleza por lo que es. La vida es como un río, a veces, hay rupturas de la tierra que genera saltos rompiendo el suave fluir del agua y creando dolor y tristeza, donde la memoria de la carne da alaridos y aúlla al viento. Hay dolores que rompen el alma, el cuerpo lo siente y aprende que soltando ego y apegos el alma se regenera y se serena. Sabemos que el cuerpo es una propiedad temporal y hemos comprendido que no hay mayor culto que amar nuestra alma y nuestro ser porque el alma junto al ser crean jardines en lugar de ruinas, pintan flores en lugar de sequía, plantan árboles en lugar de masacres, crean parques de risas en lugar de trincheras, crean armonía y belleza, pilares de nuestra patria, Itaca,  gruta dorada del alma.
                                                           (foto de Clément Falize, Unsplash)

Pilar y Óskar en Revista Poética








Pinchar Enlace:





Pilar S.Tarduchy y Óskar Rodrigáñez Flores 
han sido seleccionados para formar parte de la Edición de Junio de la Revista Poética AQUARELLEN LITERATURA... junto con poetas magníficos e Internacionales.  

Agradecidos de esta edición digital desde la otra orilla del planeta  (Chile).

Disfruten de la poesía y del buen hacer...

Besitos y abrazos poéticos. 




Vídeo Resumen ¿Poesía?



Video resumen de ¿Qué es la poesía? 



Realizado por:

Ediciones Búho Búcaro Poesía 

Vídeos de Antonio Portillo Casado hablando sobre su poemario "Luz donde la herrumbre" y recitando unos poemas,


(Imagen Conocer al Autor)


Antonio Portillo nos comenta sobre su nuevo poemario "Luz donde la herrumbre" y recita tres poemas del citado poemario.

1.- Vídeo sobre la temática del poemario:


2.-Vídeo donde Antonio recita tres poemas del libro:


Saludos y poesía.
APC





Pilar S. Tarduchy (Poema)





DESCALZOS

Cuando el alma ya no habla,
la mente y el corazón ya no respiran,
correr descalza en la oscuridad
para tocar la luz de la noche
desliza los pasos.

Sentir el cuerpo liviano
y no tropezar,
todo respira al compás de los astros
para dejar libre la vida.
Cada instante es y será
volver al nacimiento
en el útero materno.

Almas en el recorrido saludan
instalando su regreso
para hablar  y tocar la oportunidad
de saber quién son.
Comienza un nuevo camino,
la lluvia limpia los cuerpos
para romper moldes vacíos de palabra.

Y las manos, acunan silencios
y moldean el horizonte
donde no hubo,
ahora todo está
contando los pasos de este baile
en el infinito lugar de pertenencia.

La música de este universo organiza los latidos,
y seguir con el respeto del silencio
ordena cada pensamiento desconocido
para amar esa mirada diferente,

para amar esa mirada diferente
que respira y sabe
ese círculo mágico de cada paso no presente
muerto de voz y eco de una piel no propia.

© Pilar S. Tarduchy (Antología Poética Cádiz 2018)


Recital poético



EVENTO POÉTICO 

Grandes poetas nacionales e internacionales se darán cita el Domingo 23 de Junio 2019 en la prestigiosa sala "El Búho Real" (Zona centro de Madrid) para compartir versos y amistad.

Entre los poetas invitados están dos socios de EnR que representan a la asociación:

Pilar S.Tarduchy y Óscar Rodrigáñez Flores 

Graciaaaaaas a tod@s les esperamos...

Besos y abrazos. 

"Café de Cebada", poema dedicado a mi abuela materna.

Imagen del autor (@safecreative)

                     

(A mi abuela Concepción)

En un nicho de la primera planta,

vives, mujer sencilla y luchadora.

Descansan tus ojos que eran aurora

de amor, inocencia y ternura santa.


Naciste donde el zorzal ríe y canta,

y la miseria campaba a deshora.

Sirvienta, aceitunera salvadora

y esposa con un nudo en la garganta.


Te oprimía la pena resignada,

te ayudaban tus ánimas benditas,

tomabas solo café de cebada.


Por la avenida de mi alma transitas,

siento la calidez de tu mirada,

a caminar con sosiego me invitas.



CAFÉ DE CEBADA(c) Antonio Portillo Casado

(Del poemario “Luz Donde la Herrumbre”)

Maimónides, eminente sabio y escritor cordobés. Por Ana Patricia Santaella Pahlén.

Imagen de Argenpress Cultural

Artículo de Ana Patricia Santaella sobre el sabio cordobés Maimónides
 publicado en la revista digital Argenprees Cultural.
 
Pincha en este enlace para leerlo:


Sólo un decir

“…si la madre España cae – digo, es un decir –
salid, niños del mundo; id a buscarla…” 
CESAR VALLEJO.


Noche tras noche,
día tras día, cada vez más,
recuerdo todos y cada uno de mis sueños.
Ayer, sin ir más lejos:
Me hice pequeñita y fui
armada con pinturas de colores
en busca de la “madre España”
perdida en un poema de Vallejo.
Me la encontré, eso sí, agonizante,
Estrujé su corazón y boca a boca,
maquillé sus mejillas y sus ojos,
peiné sus canas con cuidado,
y es que…una madre es una madre.
Buscadores de huesos se desarman
y ofrecen dignidad. No todo vale
en este ir y venir de pesadillas.
Amenazantes y crecidos
han regresado los verdugos
día tras día, cada vez más
a emborronar los sueños
para poner el punto final de este poema.


Presentación de libro

El próximo 21 de junio presentaré 

La vida no es una vulgar película (Ed. Vitrubio)

libro de relatos cortos y micro relatos


Participantes: Pablo (editor), 
                      Ángela Reyes, autora del prólogo  
                      Simeón Martín Morales, que leerá algunos textos

Lugar: Centro Riojano, calle Serrano 25,
Hora: a las 19, 30 h. 


Os recuerdo que mi anterior libro de poesía Emociones de un atardecer, se puede pedir por internet, está disponible en varios formatos. Espero que os guste. Gracias por vuestro apoyo y amistad.



Evento poético (audiovisual)


Evento poético 8 de Junio 2019

Cortejando Fuego XXV

Poeta "Antorcha Real" Invitada

PILAR S.TARDUCHY 
(socia de EnR)

Con poetas Nacionales e Internacionales 

Graciaaaaaas a tod@s 

Besos y abrazos. 

Recital de poesía (TERTULIA ARCO POÉTICO)


FLM2019. SANTIAGO SOLANO


Evento poético




EVENTO POÉTICO 
JARDINES REALES DE ARANJUEZ

POETA "ANTORCHA REAL" INVITADA

PILAR S.TARDUCHY 
(Socia de EnR)

Magnífico evento con poetas de toda la geografía española y poetas internacionales. Uno de los recitales poéticos más importantes de 2019.

Os esperamos...

Besos y abrazos amig@s de la poesía. 

Antonio Portillo en la Feria del Libro de Valladolid


te quiero demasiado

TE QUIERO DEMASIADO

para olvidarte.

Te dibujo en mis blancos
poemas hechos de melancolías
azules. Mis torpes palabras
ya no pueden gritar,

se ahogan en la desesperación
cruel del olvido.

Quizás sólo eres un sueño,
una vulgar pesadilla que el destino
dibujó en mi soledad.

Tal vez, incluso, no existas,
aún así, mi amor,
nunca te olvidaré.

Antonio Portillo Casado






Antonio Castillo-Olivares Reixa


Anas Fathouni


Publicaciones










































Alejandro Pérez García


David Álvarez Sánchez


Los espacios en Red de los socios


Alejandro Pérez
Ana Montojo
Anas Fathouni
Antonio Castillo
Antonio Portillo Casado
Arturo Amez
Begoña Montes Zofío
Carmen Fabre
Concha Parada Puig
David Álvarez Sánchez
Elena de Torres Ramos
Emilio Porta
Enrique Gracia
G. Luna Pérez Gastón
José Gerardo Vargas Vega
José Luis Pacheco Díaz
José María Garrido de la Cruz
Gio Aguiló
Lana Pradera
Lydia Cotallo
Lola Álvarez Feito
Lola Martínez
Luisa García-Ochoa Beltrán
Mari Carmen Azkona
María del Mar López Vaamonde
Mª de los Ángeles Carretero Casar
María José García Molina
María Sangüesa
Mario Peloche Hernández
Miguel Ortega Isla
Milagros Salvador
Montaña Ávila Solís
Montserrat Cano
Nataly Jorge
Óscar Rodrigáñez Flores
Pablo A.E. LLorente Pérez-Ordoyo
Pilar Sastre Tarduchy
Raúl Morales Góngora
Rebeca Barrón
Santiago Solano
Salva Ramírez García
Soledad Benegas Amorós
Soledad Serrano
Valeriano Franco
Vicente Donoso Donoso

























Ana Patricia Santaella


Ana Montojo












Montserrat Cano


Mercedes Castillo-Olivares Reixa


María Teresa Abedul y Yagüez


Los socios


Alejandro Pérez García   
Ana Montojo
Ana Patricia Santaella
Anas Fathouni
Antonio Castillo-Olivares Reixa   
Antonio Portillo Casado
Arturo Amez
Begoña Montes Zofío
Carlos Cué
Carmen Álvarez
Carmen Fabre
Concha Parada Puig
David Álvarez Sánchez
Dori Rosado Merchán
Elena de Torres Ramos
Emilio Porta       
Enrique Gracia
Gío Aguiló
José Gerardo Vargas Vega
José Luis Pacheco Díaz
José María Garrido de la Cruz
Leire Olmeda
Lola Álvarez Feito
Lola Martínez Auñón
Luna Pérez Gastón
Lydia Cotallo
Mª Luisa García-Ochoa Roldán
Mª del Mar López Vaamonde
Mari Carmen Azkona
Mª de los Ángeles Carretero Casar
Mª del Mar Lana Pradera
Mª José García Molina
María Sangüesa
María Teresa Abedul y Yagüez
Mario Peloche Hernández
Mercedes Castillo-Olivares Reixa
Miguel Ortega Isla
Milagros Salvador
Montaña Ávila Solís
Montserrat Cano
Nataly Jorge
Oscar Rodrigañez
Pablo A.E.  Llorrente Pérez-Ordoyo
Pilar S. Tarduchy
Raúl Morales Góngora
Rebeca Barrón
Salva Ramirez
Santiago Solano Grande
Soledad Serrano
Valeriano Franco
Vicente Donoso Donoso

Vicente Donoso


Valeriano Franco


Soledad Serrano


Santiago Solano


Salva Ramírez García


Rebeca Barrón


Raúl Morales Góngora


Pilar Sastre Tarduchy


Pablo A. E. Llorente Pérez-Ordoyo


Óscar Rodrigáñez


Nataly Jorge


Montaña Ávila Solís


Milagros Salvador


Miguel Ortega Isla


Mario Peloche Hernández