Convocatoria velada poética



Pincha 
para más detalle



          Avanza el abandono y me desola,
          me destecha
          me desconcha y desdibuja,
          crece la desposesión y deja así
          el ancho de mi cuerpo hecho jirones,
          sin tejas
          sin puertas, sin cristales.

          Desaparecen los muros firmes,
          y aparecen los cimientos entre zarzas,
          y en el hueco inmenso
          en el que un día hubo cobijo
          no queda más que desamparo.

          Tenía un plan y era infalible,
          el tiempo,
          pétreo, firme...tan implacable.






Recibido por correo electrónico.
Es propiedad de Trinidad Grande.