Elogio a la mentira

… de Google


La verdad es cruel y despiadada
por contra, en la mentira
todos hemos vivido
fantásticas y bellas aventuras.

Primero me robaron
las ingenuas mentiras
que acompañan los sueños infantiles.

“Son los padres no son los Reyes Magos”.
Ni frotando las lámparas
aparecen los genios
ni los gnomos habitan en los bosques.

Ni a ninguna mujer
adormecida en la rutina,
la podrá despertar
el beso enamorado
de algún príncipe azul.

Y ahora la Ciencia me ha robado
mis mentiras de adultos.
El Más Allá y el Alma
son vacías metáforas.
Nadie se comunica con los muertos
porque no existen.
La Muerte significa
el fin de la existencia.

Y la vida se debe al azar,
a la casual combinación
de varios componentes químicos.









El poema es de Miguel Ortega Isla, 
del libro MIS PERSONAJES SE PASEAN POR LA RED,
Tomo I, edición electrónica, 
año 2011