El contrato

Imagen de la red



Tenemos un contrato, querida.
Íbamos de día y noche. Lo firmamos. 
Tu recibes tus compras y yo mis escarceos. 
Aunque a veces, cambiamos el orden. 
Pero no chocamos. Qué felices somos. 
Pagamos esas facturas.


EL CONTRATO(c) Antonio Portillo Casado